Descubren restos de un gigantesco Asteroide que chocó contra la Tierra - Laberintos del Tiempo

Descubren restos de un gigantesco Asteroide que chocó contra la Tierra


Científicos de la Universidad Nacional de Australia (ANU) han encontrado evidencias de un enorme asteroide que golpeó la Tierra primitiva con un impacto mayor que cualquier cosa que los seres humanos hayan experimentado jamás. La clave son perlas de vidrio muy pequeñas llamadas esférulas, halladas en el noroeste de Australia, que se forman a partir del material vaporizado del impacto de la roca.

El impacto habría provocado terremotos varias órdenes de magnitud mayor que los seísmos terrestres, que habrían causado enormes tsunamis y que los acantilados se desmoronaran, describe Andrew Glikson, del Instituto Planetario de ANU. «El material del impacto se extendió por todo el mundo. Estas esférulas fueron encontradas en los sedimentos del fondo del mar que datan de hace 3,46 millones de años».

El golpe, mayor que cualquiera que los seres humanos hayan experimentado jamás, provocó terremotos y tsunamis de una magnitud que no podemos imaginar en las primeras épocas del planeta

El asteroide es el segundo más antiguo conocido que haya golpeado la Tierra y uno de los más grandes. Probablemente tenía de 20 a 30 kilómetros de diámetro y habría creado un cráter de cientos de kilómetros de ancho.

Hace aproximadamente 3.800 a 3.900 millones de años, la Luna fue golpeada por numerosos asteroides, que formaron los gigantescos cráteres llamados mares (maria), que todavía son visibles desde la Tierra. «Exactamente dónde este asteroide golpeó la Tierra sigue siendo un misterio», dice Glikson. «Cualquier cráter de esa época en la superficie de la Tierra ha sido borrado por la actividad volcánica y los movimientos tectónicos».

Los investigadores encontraron las perlas de vidrio en un núcleo de perforación de Marble Bar, en el noroeste de Australia, en algunos de los más antiguos sedimentos conocidos en la Tierra. La capa de sedimento, que estaba originalmente en el fondo del océano, fue preservada entre dos capas volcánicas, lo que permitió datar su origen de forma muy precisa.

Glikson lleva buscando evidencias de antiguos impactos durante más de 20 años e inmediatamente sospechó que esas perlas de vidrio se originaron a partir de un impacto de asteroide. Las pruebas posteriores encontraron que los niveles de elementos tales como el platino, el níquel y el cromo coincidían con los de los asteroides. Según el científico, puede que haya habido muchos más impactos similares, para los cuales no se han encontrado evidencias. «Esto es sólo la punta del iceberg. Sólo hemos encontrado pruebas de 17 impactos de más de 2.500 millones de años, pero podrían haber sido cientos». A su juicio, los impactos de asteroides de este calibre podrían haber provocado importantes cambios tectónicos y extensos flujos de magma. Podrían haber afectado de manera significativa la forma en la que evolucionó la Tierra.

Tomado de ABC.es
Deja tu Comentario!
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

No hay comentarios

Gracias por tus comentarios

Con la tecnología de Blogger.