El Paraiso Perdido de John Milton para descargar en PDF - Laberintos del Tiempo

El Paraiso Perdido de John Milton para descargar en PDF

Hoy en Laberintos del Tiempo, les traigo la Obra "El Paraiso Perdido" de John Milton. Esta vasta composición, tan épica como ditirámbica, nos introduce a una visión particular, compleja y gloriosa de la creación, partiendo del escueto relato del Génesis. Quizá para dar una idea escueta aunque precisa de lo que este texto propone, sea acertado recrear la anécdota relatada por Philip Pulmann en su introducción a la edición de la Oxford University Press de 2005: Imaginemos a un anciano terrateniente inglés a finales del XVIII; un personaje dickensiano sentado al amor de la lumbre con una buena jarra de grog en la mano. Atiende a una lectura del poema de Milton. Nunca antes ha escuchado ni leído la historia. Súbitamente se levanta y exclama: “¡No sé que resultará de todo esto, pero ese Lucifer es un tipo endemoniadamente simpático y espero que sea él quien gane!”

En efecto, quizá la primera consideración que cabe hacer al respecto de esta magna obra se refiere a la irresistible personalidad de este personaje que entronca directamente con las postreras caracterizaciones románticas y simbolistas. Satán aparece aquí como un personaje rico, complejo, libertario; contrapuesto a una divinidad fría, exactamente matemática e implacable en la realización de sus propósitos. Así, surge la asimilación del héroe al mito prometeico; y en esa misma medida resulta casi imposible sustraerse a la fascinación por el ángel rebelde y sus secuaces.

El poema se compone de 10.565 versos divididos en doce libros. Tras una invocación en el más puro estilo de los clásicos griegos y latinos, en que la Musa es identificada por el poeta con el Espíritu Santo, se nos plantea el objeto de la obra: la explicación del origen del mal en el mundo. No obstante, a medida que nos adentramos en el texto, ese aparentemente claro propósito parece desvanecerse, y el lector se ve cada más proclive a exclamarse del mismo modo que el imaginario personaje citado por Pullman. Tal vez porque como propuso William Blake en su críptico “Matrimonio del Cielo y el Infierno”: “La razón por la cual Milton escribía en grilletes cuando se refería a los Ángeles y a Dios, y en libertad cuando lo hizo acerca de los Diablos y el Infierno es porque él era un verdadero poeta y estaba de parte del Diablo sin saberlo”.

John Milton compuso su obra totalmente ciego; según describe en la misma, dictaba de mañana los versos que recibía por la noche. Así aparece representado en el cuadro de Munkacsy, así lo recuerda el imaginario.

Resulta irremediable ante la grandeza de la obra no traer a colación al paradigma literario en lengua inglesa. Como en Shakespeare, el verso poderoso, fluido, variado, nos empuja a la lectura. Asombrados devoramos el poema que nos seduce, nos hipnotiza. A estas alturas del siglo a algunos les parecerá increíble que una composición poética pueda suscitar una tensión tan enorme, digna del mejor relato de suspense. Libro laberíntico, magistral, que, respondiendo al signo del infinito matemático, nos atrapa y nos conduce, de bucle en bucle, relectura tras relectura, a plantear algunos de los problemas esenciales del ser humano: el conocimiento y la decisión.

Aquí les dejo el link de la descarga:


No se Olviden Compartir en las Redes Sociales!

Saludos desde Venezuela! 

#laberintosdeltiempo
Deja tu Comentario!
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

2 comentarios:

Gracias por tus comentarios

Con la tecnología de Blogger.